*Cada tijuanense perdemos 3 mil 875 pesos anuales por el excesivo tráfico de automotores

El presidente de la Canaco, Jorge Jiménez Macías dijo que la ciudad tiene pérdidas anuales por 2 mil 700 millones de pesos por los embotellamientos vehiculares, por lo que sociedad y gobierno debemos hacer lo necesario para resolver esta problemática.

Al asistir como invitado especial a la reunión semanal del Grupo Madrugadores, Jiménez Macías dio a conocer los resultados del estudio “El Costo de la Congestión: Vida y Recursos”, realizado por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) y la asociación Sin Tráfico, que desde la ciudad de México mide la movilidad urbana de las principales ciudades del país.

El dirigente del comercio organizado tijuanense, destacó que según la información, cada habitante de esta ciudad fronteriza pierde anualmente 3 mil 875 pesos por el tránsito lento debido a los congestionamientos vehiculares que ya son habituales.

El estudio de IMCO precisa que la suma de cada tijuanense da 2 mil 700 millones de pesos de pérdidas anualizadas por los retrasos en la movilidad debido al excesivo tránsito vehicular. Cabe destacar que se desconoce en base a qué cifra de habitantes se hizo el análisis, pues si se considera a los 2 millones de pobladores de esta frontera, las pérdidas se elevarían a 7 mil 750 millones de pesos por año.

A nivel nacional, las pérdidas de ingresos para los usuarios del transporte público representan 96 mil millones de pesos anuales, mientras que para los que utilizan automóvil representa 25 mil millones de pesos por año.

La pérdida promedio en las 32 ciudades analizadas fue de 3 mil 875 pesos por habitante al año, equiparables a 2.5 canastas básicas, y similar también al 28 por ciento del gasto anual por hogar en educación y esparcimiento.

Establece también que las ciudades con más recursos perdidos fueron Valle de México, con 47 mil millones de pesos; Monterrey, 9 mil 800 millones de pesos; Guadalajara con 8 mil millones de pesos en pérdidas; Puebla-Tlaxcala con 4 mil 400 millones y Tijuana, con 2 mil 700 millones de pesos.

Jorge Macías Jiménez indicó que estas pérdidas obviamente son por el pesado tráfico vehicular, y esto es debido a la falta de infraestructura vial suficiente, a la ausencia de un programa de ingeniería de tránsito eficiente y al exceso de vehículos circulando en las calles con hasta 300 vehículos “chocolates” que son unidades irregulares que no pagan ningún derecho y que aparte generan inseguridad para el resto de los automovilistas y para población en general.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here