*Los ciudadanos debemos trabajar unidos, dicen al clausurar congreso de Organizaciones de la Sociedad Civil

La frontera enfrenta desafíos que no se ajustan a la noción de una línea conceptual o un muro físico que las divide, dijo ayer el director ejecutivo de la Alianza Fronteriza de la Filantropía, Andy Carey, durante el evento de clausura del  Congreso Binacional “Fortaleciendo a Organizaciones de la Sociedad Civil”, al indicar que por lo tanto, se requiere del trabajo unido de las sociedades, al norte y sur de la región limítrofe.

Poco antes de la clausura del Congreso, se llevó a cabo el panel Prevención de la Violencia en el Contexto Internacional, a cargo de Estela Parra Estrada, funcionaria de Indesol, y Rosa del Carmen Montaño, de la agrupación Cadenas de Ayuda, A.C. y la conclusión fue que no hay problema, por grande que sea, que no se pueda solucionar, pero con el esfuerzo y la participación de todos, y con una actitud propositiva.

Carey destacó que las agrupaciones que organizaron el Congreso, así como los participantes, representantes de organismos de la sociedad civil, conforman juntos una comunidad global que aboga por el bienestar de la región con una sola voz, considerando que son más las cosas que nos unen que las que nos dividen.

Apuntó que se estima que en los 35 puertos de entrada que hay a lo largo de los 3 mil 169 kilómetros de frontera, se efectúan entre 300 y 400 millones de cruces en cada dirección, anualmente, lo que equivale a entre 800 mil y 1.1 millones de cruces legales diarios. Asimismo, México y Estados Unidos son, entre ambos, sus principales socios comerciales con un intercambio de más de 350 mil millones de dólares anuales, y el 80 por ciento de las mercancías objeto de este intercambio, pasan a través del transporte terrestre.

La frontera, señaló también, está habitada por familias transfronterizas, que viven de un lado y trabajan o van a la escuela del otro, y participan en extensas redes familiares, sociales y de todo tipo que se extienden en ambos lados, lo cual incluye los retos que enfrentamos diariamente y que no se  ajustan “a la noción de una línea conceptual o un muro físico que las divide”.

La violencia, se dijo, existe desde siempre y en todas partes, y viene desde el seno familiar, y está presente en el entorno social y en las entidades públicas y privadas, y se refleja en la falta de cohesión que nos lleva a actuar de manera aislada, con lo que es más difícil la solución de la problemática.

Estela Parra, la funcionaria del gobierno federal, destacó que “no pretendo convencerlos a que crean en el gobierno”, sino a creer que siempre habrá respuestas a las situaciones adversas que se tengan, pero solo con el esfuerzo conjunto de todos, con una respetuosa e incluyente.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here