Border Psycho RevolucionADO

Por Alfredo ORTIZ

Border Psycho Cantina, fue inaugurado el pasado 8 de diciembre de 2017.  Javier Albarrán, socio fundador, responsable de producción y creativo del concepto aseguró “nos sentimos muy orgullosos del lugar y ojalá que todos los que se den la oportunidad de venir se sientan igual que nosotros”.

Javier, confiesa que tanto él como su hermano Roberto planearon esta tercera ubicación de Border Psycho Cantina “un lugar donde nosotros nos sintiéramos más cómodos”.

Como no estarlo, con un amplio salón con una extensa barra de unos 12 metros con 14 taps de sus cervezas más solicitadas, experimentales y colaboraciones.

La novedad es la oferta de destilados nacionales como un Ron michoacano, Mezcal, Sotol, Bacanora, Charanda y Tequila entre otros.

Al fondo una área más privada con asientos que invitan a permanecer horas.

En el segundo nivel, un pasillo en “L” habilitado como galería que promueva la cultura. También, tienen su cocina con una buena oferta gastronómica.

Hay un tercer nivel cuyos detalles dejaremos para una segunda entrega, pero que en conjunto harán de Border Psycho Cantina se convierta en uno de los lugares consentidos para disfrutar de las posibilidades de la cerveza artesanal, los amigos, la conversación y la música.

Crecimiento exponencial

Con Javier Albarrán repasamos lo que han sido los últimos años de la cervecería y sin titubeos, considera que el crecimiento ha sido exponencial, no sólo ellos sino de los cerveceros de la región que están empeñados en “hacer las cosas bien”.

“Tenemos un buen problema que es, vendemos más cerveza de la que producimos, nosotros no nos damos abasto con la demanda que hay del producto”.

Comenzaron con un equipo sumamente pequeño de 15 galones de producción y en el momento están haciendo cerca de 14 mil cajas al mes.

Manteniendo y mejorando la calidad, advirtió Javier, porque son una empresa joven, que va por buen camino y como se definen como perfeccionistas saben que les hace falta, que necesitan hacerlo mejor porque es un giro de negocio que comienza a ser altamente competitivo.

De los retos por venir, Albarrán,  menciona que carecen de de embotelladora, proceso que hacen a mano, por lo que están por decidir si van por un equipo para embotellar o para enlatar, esto último que a él le parece lo más idóneo.

Cabe recordar, que la primera sala de degustación en la Plaza Fiesta, en la Zona Río de Tijuana, “fue un antes y después, pues queríamos crecer la producción de la planta”lo que les permitió tener mayor control de sus cervezas al tener un punto de venta directo.

El segundo, fue en Ensenada en el Colectivo Cervecero Baja Brews, ahora Margherita, donde les va muy bien.

Border Psycho Cantina apunta a convertirse en una de las salas de degustación favoritas de cerveceros artesanales y seguramente del visitante extranjero, debido a su ubicación en el centro turístico de Tijuana.

Roberto Albarrán estuvo muy activo atendiendo a los invitados junto con Bruno Arena y ya entrada la noche aparecieron cerveceros de Mamut, Muñeca Prieta, Norte, entre otros.

Roberto subió a la barra con sartén y cucharón en mano, que golpeó para llamar la atención de los presentes, lo que parecía en momento de las palabras inaugurales, que sólo quedaron en amago.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here